Quiero ser frugal

¿Que dijeron? Que ya no iba a continuar con el blog, bueno pues tengo noticias, planeo desafiar la tendencia de que los blogs quedan abandonados en menos de 1 año. También aprovecho para agradecer a mis lectores, cada vez son más, y la verdad agradezco el tiempo que se toman para dar clic sobre el enlace que les pone Google, o bien de la fuente en que hayan encontrado algún link hacia este humilde blog, nuevamente gracias.

Estos días he estado un bastante poco ocupado, por lo que el mes pasado no me di la oportunidad de escribir, sin embargo pude ver con gran alegría cómo se han incrementado los visitantes a éste sitio. Debo decir que eso incrementa el compromiso para seguir publicando entradas y cada vez con mejor contenido, lo cual no es tan sencillo como parece, pero mi reto es lograrlo.

Como lo dice el título, quiero ser frugal, es decir quiero aprender a vivir con los necesario, ni un poco más, ni un poco menos; pues bien, como lo mencionaba en éste post, el mes pasado logré visitar mi tierra natal, donde después de muchos años me reencontré con un primo lejano, quien entre charla y charla me decía que de pronto algunos paisanos estaban construyendo enormes casas, mientras trabajan en lugares apartados y con años sin pisar el suelo de la comunidad, hasta este momento no pensé en lo profundo que sería la charla, sin embargo tomó un rumbo mas profundo cuando mencionó que unas casas enormes realmente están sobre-calificadas para cubrir la necesidad básica: la vivienda, todavía más cuando dichas casas están en el completo abandono y ni un mueble se encuentra dentro -lo ideal es tener la vivienda que cubra tus necesidades, que sea confortable, lo demás es simple vanidad- cerraba mi primo en una de sus frases

“Pensar seriamente en la frugalidad de la vida; la sociedad y el estilo de vida actual nos dice que entre más tengas, más estatus reflejas ante los demás”

La verdad es que sus palabras me impresionaron, más aún porque los padres de mi primo, construyeron una casa enorme con muchas habitaciones (mi primo creció en esa casa), las cuales jamás se habitaron al 100% , claro la casa fue resultado de un trabajo arduo, pero hoy en día está prácticamente a medio abandono, porque actualmente mis tíos viven solos, ya que todos los hijos emprendieron su propio camino y formaron sus propias familias, eso mismo se está repitiendo con algunas casas que ya se construyeron años atrás pero los dueños ya no han regresado a la comunidad, en otros casos se están construyendo enormes casas con 3 pisos y sótano incluido, ¡todo para una familia de 4 miembros! las cuales a largo plazo sólo serán habitaciones vacías.

Lo anterior me hizo pensar seriamente en la frugalidad de la vida; la sociedad y el estilo de vida actual nos dice que entre más tengas, más estatus reflejas ante los demás, pero sobretodo lo anterior nos dicta lo que debemos tener, consumir, en que debemos usar nuestro dinero y si no te alcanza, pues bueno !El banco puede prestarte!.

Dice la frase “El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra” y mi caso no voy a negarlo, me he dejado llevar por dicha forma de vida que nos venden a cada segundo en cuanto lugar haya oportunidad, los modelos a seguir nos han hecho pensar que la frugalidad es una práctica del pasado, ¿No me creen? Entonces solo miren el celular que poseen, cada vez son más científicos-espaciales y prácticamente tienes de todo en el aparatito, pero apuesto que el 90% del tiempo (o más) sólo lo usas para lo que fue inventado… llamadas, mensajes y ver la hora…. pero después sale otro “mejor” y entonces al actual ya está obsoleto.

¿Por qué quiero ser frugal? El minimalismo, es todo un estilo de vida, en el que se aprende a que menos es mejor, que la felicidad está en sentirte pleno y no en las cosas que posees, porque aquel que vive acumulando su riqueza en oro, vive preocupado porque nadie le intente robar y no disfruta jamás de su “riqueza”; creo que es una forma en la que me pruebo a mi mismo que la felicidad está al alcance de nuestras manos, si sabemos encontrarla en el interior de nosotros mismos y no en lo que queremos que los demás vean.

“Aquel que vive acumulando su riqueza en oro, vive preocupado porque nadie le intente robar y no disfruta jamás de su riqueza”

La frugalidad y el dinero, aunque no lo parezca, es una combinación ganadora, pero ojo, la frugalidad no significa que te limites en la vida, hay una delgada línea entre la frugalidad y la tacañería, el segundo es un problema en el que ni siquiera te reconoces a ti mismo o piensas mucho en adquirir algo que en realidad es de primera necesidad.

Es difícil, lo sé, pero voy a empezar a ser un poco mas frugal, claro, un paso a la vez, espero en los siguientes meses empezar a contarles mi experiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s